¿Arrendamiento puro o Arrendamiento financiero?


Eligiendo la mejor forma para la adquisición de activos.

Actualmente, alrededor de 30% de todos los equipos, entre inmuebles, vehículos y computadoras, entre otros, en Estados Unidos son adquiridos bajo un esquema de arrendamiento.
Es importante conocer las diferencias entre los dos principales métodos de arrendamiento para saber cuál de ellos es el más adecuado para cada situación y sobre todo, para poder gozar de todos los beneficios que cada uno puede ofrecer.

ARRENDAMIENTO PURO

El arrendamiento puro es un instrumento mediante el cual la arrendadora se obliga a comprar un bien para otorgar el uso y goce del mismo al arrendatario (cliente) mediante el cobro de rentas mensuales. Con base en la definición anterior obtenemos dos conclusiones importantes.
1   La arrendadora compra el bien y no da el dinero para que lo compre el arrendatario, por lo tanto, la propiedad del bien queda en la arrendadora y el arrendatario simplemente paga una renta mensual por utilizar dicho bien-
2.       Las rentas reflejan el uso del bien, no una amortización a capital o intereses, ya que como el nombre lo dice, se trata de una renta “pura”.

ARRENDAMIENTO FINANCIERO

El arrendamiento financiero es un contrato mediante el cual el arrendador otorga el derecho de usar determinados bienes al arrendatario a cambio de una renta que cubre el valor de adquisición, las cargas financieras y demás accesorios. El arrendatario se convierte en propietario legal y fiscal del bien y el trato que recibe el financiamiento es similar a un crédito, con una tabla de amortización. De lo anterior, hay un punto clave para diferenciarlo del arrendamiento puro:
1.       Las rentas representan el costo del vehículo así como el costo financiero del financiamiento. En este caso, las rentas se descomponen en una tabla de amortización en la cual se abona capital e intereses.
2.       El bien es propiedad del arrendatario, por lo tanto forma parte de su activo y al mismo tiempo genera un pasivo.

TRATAMIENTO FISCAL Y CONTABLE PARA EL ARRENDATARIO

                Arrendamiento Puro    
Al gozar únicamente del uso del bien, durante el periodo del contrato de arrendamiento puro no existe deducción vía depreciación. La deducción se obtiene mediante las rentas mensuales, las cuales son 100%* deducibles para ISR, IETU y su correspondiente IVA.

Arrendamiento Financiero
La deducción por medio del arrendamiento es a través de depreciación, para el caso de vehículos, 25% a cuatro años y depende el tipo de vehículo, topado a $175,000. En relación al pago mensual de las rentas, la única deducción es en cuanto a la parte de los intereses pagado, no al capital.

Aunque ambos métodos tienen ventajas, para las empresas y personas físicas con actividad empresarial que busquen disminuir su base gravable, el arrendamiento puro es claramente la mejor opción, ya que permite deducir una mayor cantidad en menor tiempo.


*En Asset Arrendadora le brindamos las soluciones para obtener el mayor provecho posible del arrendamiento puro, logrando deducir su renta en un 100%. 

Asset Arrendaddora - Arrendamiento Puro de Activos