Después de la reforma hacendaria, conviene más arrendar un auto

Es inobjetable que la reforma hacendaria que entró en vigor este año ha tenido un impacto en el entorno económico del país. Para algunas industrias, este impacto ha sido sumamente negativo y en general, pareciera que la reforma no generará los beneficios y los ingresos que el país requiere para crecer a tasas mayores al 2.65% que muchos analsitas proyectan para 2014.

En algunas industrias, quizás las menos, la reforma hacendaria ha tenido un impacto positivo y es ahí donde el esquema de arrendamiento puro o leasing se ha visto beneficiado por esta reforma. Recabado de dicho texto, las inversiones en automóviles solamente serán deducibles hasta por 130 mil pesos. Hasta 2013, la deducción se topaba a 175 mil pesos.

Citando al periodico REFORMA en su edición del 1ro de Julio, "Tras reforma hacendaria, conviene más arrendar un auto. Con los cambios realizados en la reforma hacendaria, a partir de este año a las empresas les será más conveniente arrendar autos que comprarlos."

De acuerdo con el artículo 36 fracción II de la modificada Ley del Impuesto sobre la Renta (LISR), las inversiones en automóviles serán deducibles únicamente hasta 130 mil pesos; es decir, casi un 26% menos de lo que se habían venido deduciendo las empresas.

Al respecto, comentó Martín Fierro, socio fiscal de RSM Bogarín: "Con el cambio a la ley fiscal definitivamente a una empresa le conviene más arrendar un vehículo". Si el vehículo en cuestión tiene un valor superior a los 130 mil pesos, todos los gastos asociados a él serán proporcionalmente deducibles al monto máximo establecido por la Ley. Por ejemplo, un carro con un costo de 375 mil pesos tendría un porcentaje de no deducción de 65% no solo en la inversión del activo sino en todos los gastos que se incurran.

El arrendamiento está topado en una renta de 6 mil pesos mensuales para vehículos de hasta diez pasajeros, incluyendo el conductor. Los vehículos utilitarios, de carga, montacargas, tracto camiones y motocicletas no están considerados dentro de esta descripción, por lo tanto la renta mensual para este tipo de activos es 100% deducible, independientemente del monto.

Jesús Chávez, director de Análisis de Servicios y Productos Financieros de la Consudef comentó lo siguiente: "Si el carro cuesta, por ejemplo, 260 mil pesos, solamente se puede deducir el 50 por ciento de la gasolina y del seguro", detalló Fierro. El arrendamiento ha resultado ser la opción más viable para la renovación del parque vehicular de las empresas, desde una unidad hasta grandes flotillas.

Bajo el esquema de arrendamiento puro, los clientes pagan mensualmente una renta, estipulada bajo contrato, por el auto que estén utilizando. Dicha renta es deducible de impuestos y al ser un auto propiedad de la arrendadora, no está sujeto a topes de depreciación para el usuario, por lo que el gasto de gasolina es 100% deducible, al igual que los gastos de servicios y trámites.


Con información del periódico Reforma. Consorcio Interamericano de Comunicación, S.A. de C.V.
Grupo Reforma. Av. México Coyoacán 40, Col. Santa Cruz Atoyac, Delegación Benito Juárez, México DF, C.P.03310. http://www.reforma.com