Incentivos para la compra de vehículos eléctricos en México

El pasado mes de marzo, la diputada Sofía González Torres del PVEM presentó una iniciativa para generar incentivos fiscales que permitan a un mayor número de mexicanos acceder al uso de vehículos eléctricos



La propuesta plantea a grandes rasgos exentar del pago del Impuesto sobre Automóviles Nuevos, combinado con una exención del Impuesto al Valor Agregado proporcional al costo del vehículo.

La penetración de este tipo de vehículos en el mercado nacional es sumamente pobre. De acuerdo con cifras de la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz, se calcula que hay cerca de 200 vehículos de estas características en circulación; mismos que representan un 0.0007% de los más de 26 millones de unidades registrados por el INEGI a cierre de 2015.





Como sociedad somos cada vez más conscientes acerca del impacto que tenemos en el medio ambiente y los recursos naturales. Es por ello que existe una gran inquietud por tomar acciones para revertir o por lo menos tratar de frenar el ritmo en el que estamos haciendo daño al planeta. Una de esas acciones es la de buscar medios de transporte que tengan un impacto menos dañino en el ambiente. Los automóviles eléctricos son una gran apuesta para combatir este patrón, sin embargo su elevado precio que oscila entre los 280 mil y los 700 mil pesos es una barrera importante para que el grueso de la población pueda tener acceso a ellos.

Actualmente, los medios de transporte como vehículos y camiones urbanos son responsables de la mayor emisión de monóxido de carbono, óxido de nitrógeno y compuestos orgánicos volátiles a la atmósfera. Todo esto tiene consecuencias sumamente negativas, como la contingencia ambiental que recientemente vivieron en la Ciudad de México.




Al día de hoy, los incentivos que existen en el país para el uso de vehículos eléctricos realmente son muy pocos, aunque el buscar que existan es el camino correcto ya que es el que países más desarrollados han utilizado para facilitar la adopción de estas nuevas tecnologías. Los siguientes incentivos no serán quizás los definitivos ya que actualmente están trabajando distintos actores en buscar la mejor fórmula para promover el mayor uso de estas tecnologías en México. 

INCENTIVOS FEDERALES

·         Exención del Impuesto ISAN. La Ley de Ingresos de la Federación para el ejercicio 2015 establece lo siguiente:

“Se exime del pago del impuesto sobre automóviles nuevos que se cause a cargo de las personas físicas o morales que enajenen al público en general o que importen definitivamente en los términos de la Ley Aduanera, automóviles cuya propulsión sea a través de baterías eléctricas recargables, así como de aquéllos eléctricos que además cuenten con motor de combustión interna o con motor accionado por hidrógeno
.
·    Apoyos de la CFE. La Comisión Federal de Electricidad apoya para al cargar tu automóvil no se afecte tu recibo. Para ello, la CFE facilita la instalación de un medidor independiente en tu casa. Con esta política, si tu tarifa es 01, no subirá a Doméstica de Alto Consumo (DAC) y con ello evitarás que el gasto en electricidad aumente considerablemente.


INCENTIVOS ESTATALES

·    Exención del Pago de la Tenencia. En la mayoría de los estados, los vehículos eléctricos no pagan tenencia. En Jalisco por ejemplo, el impuesto de la tenencia se encuentra derogado desde hace un par de años; en el Estado de México, se paga 0% los primeros 5 años y los siguientes 5 años existe una reducción del 50%.

·     Exención de la Verificación Ambiental. Al no producir emisiones contaminantes, están exentos del programa de verificación vehicular que implica revisiones semestrales y de la restricción del programa “Hoy No Circula”.

·      Engomado E. Esto aplica únicamente en el Estado de México, donde se ofrece un engomado “E” para identificar a los vehículos eléctricos.

·       Placas Verdes. Aún está en proceso, placas especiales que identifiquen a este tipo de vehículos, probablemente con un costo reducido en comparación con los vehículos tradicionales.

·      Estacionamientos Preferentes. En centros comerciales y distintos establecimientos, tanto iniciativa privada como organizaciones sociales se encuentran pujando para brindar preferencia a este tipo de vehículos.


Como se puede apreciar, son realmente muy pocos los incentivos que existen para quienes deciden comprar este tipo de vehículos. No se habla ni del límite de depreciación ni del límite en rentas para esquemas de arrendamiento puro; ambos tendrían un impacto muy positivo en la aceptación de estas tecnologías y serían muy atractivas para personas morales y personas físicas con actividad empresarial. 

 Asset Arrendadora - Arrendamiento Puro de Activos